jueves , 5 diciembre 2019
Inicio » especialcancer » Contenidos » Noticias » EL CRECIMIENTO

EL CRECIMIENTO

El crecimiento implica que se alarguen y engrosen prácticamente todos los huesos, especialmente los de las extremidades y la columna vertebral.

Para el proceso de osificación se necesitan cantidades adecuadas de vitamina D, fosforo, calcio, magnesio, flúor orgánico procedente de los alimentos, sílice y vitamina C.

Antes de que finalice la calcificación de un hueso tiene que crecer el cartílago, el cual posteriormente se calcificaráprimero en las zonas medias y cerca de los extremos.

Las zonas llamadas epífisis son susceptibles de alargarse, permitiendo el aumento del hueso, y no se calcificaran del todo hasta llegar a la edad adulta.

Los suplementos continuados de vitamina D y especialmente de calcio, por tanto, serían un tremendo error en los niños.

Quizá entre otras, ahí esté el secreto de por qué los españoles de la posguerra tienen una estatura pequeña.

A la mala alimentación había que añadir los suplementos de calcio que se daban a los niños en forma de pastillas y jarabes repletos de calcio.

Este calcio extra producía la calcificación prematura de los huesos y el cese del crecimiento, también era la causa de calcificación de las arterias, órganos (vesícula, riñones, etc), del cerebro, etc.

La síntesis de las proteínas también es decisiva para el crecimiento y ésta regulada por el lóbulo posterior de la hipófisis mediante la hormona Somatotropa, ayudada a su vez por el tiroides y la producción de insulina.

Cualquier anomalía en estas dos últimas glándulas tiroides o páncreas conducirá a un crecimiento final menor.

Dosis adecuadas de yodo orgánico, cinc, cromo orgánico, magnesio y vitamina C, junto con una buena alimentación trofológica natural, asegurarán que todo el conjunto hormonal funcione perfectamente y el crecimiento se realice con facilidad.

Para contrarrestar cualquier exceso en la producción de hormonas del crecimiento (lo que daría lugar a la acromegalia) intervienen las hormonas esteroides de la corteza suprarrenal y finalmente las sexuales.

Aunque mediante su intervención el crecimiento se afianza, aumenta la calcificación de los huesos y cuando esto ocurre el crecimiento está a punto de finalizar.

Una madurez sexual en la niñez provocará en la mayoría un individuo final bajo.

Con el paso de los años, el hueso pierde fosfato cálcico mientras que un nuevo calcio, magnesio, sílice, vitamina D y vitamina C, entre otros, entran a formar parte.

Así se realiza una renovación constante del mineral y el hueso conserva cierta elasticidad.

Al llegar a la vejez el hueso sigue perdiendo minerales y otras sustancias, pero parece que no dispone de una “memoria” que le haga atraer nuevo calcio.

Suplementos extras de calcio no dan apenas resultado, ya que el hueso no es capaz de atraerlo hacia sí.

Se necesita cierta actividad física, suplementos de sílice, magnesio, proteínas, vitamina D y especialmente la C y apena calcio1, alimentación adecuada, si se quiere conseguir un aporte adecuado en el hueso.

1 recuerde cuanto más calcio tome ya sea con leche enriquecida con calcio, comprimidos de calcio, exceso de queso, yogurt, leche, etc. Peor va hacer para sus huesos y encima va a provocar una calcificación en sus arterias, riñones, cerebro, corazón, etc. Vamos que usted se puede convertir en un bloque de yeso.

También les recuerdo que cuanto más calcio tome más peligro tendrá en todas las enfermedades cardiovasculares, articulares, etc.

Ver También

El limón combate las enfermedades

EL LIMÓN MUY, MUY SUPERIOR A LA MAYORÍA DE SUPLEMENTOS DIETÉTICOS Y FÁRMACOS

Tweet TweetEl limón es una fruta extraordinaria, es utilizado en multitud de bebidas, zumos, comidas, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *