lunes , 18 diciembre 2017
Inicio » especialcancer » Contenidos » Noticias » EL SINDROME DEL RESTAURANTE CHINO
EL SINDROME DEL RESTAURANTE CHINO

EL SINDROME DEL RESTAURANTE CHINO

¿Conoce ese sabor muy especial que tiene la comida de los restaurantes chinos? ¿Ese sabor que uno no consigue nunca darle a la misma comida en casa?

Es debido al aditivo 621 más conocido como glutamato monosódico (GMS para abreviar).

Este potenciado del sabor actúa aumentando la cantidad de saliva producida en la boca y estimulando las papilas gustativas y se fabrica a partir de la remolacha azucarera y el gluten de trigo, aunque se encuentra en estado natural en algunas algas que se crían en el Japón.

La verdadera magia del GMS es que puede hacer que un plato aburrido arroz blanco o una lata de insípida verdura sepan casi como si éstas fueran frescas.

Durante un tiempo fue utilizado en los alimentos para bebés, pero se comprobó que el GMS podía ocasionar UN SERIO DAÑO IRREVERSIBLE EN EL CEREBRO, de ratones, ratas, pollos, monos y también bebés humanos.

De forma que el GMS fue retirado de los alimentos para bebés, pero no en los comestibles para adultos.

Un medico chino, que vivía en los estados unidos, notó que siempre que iba a comer a un restaurante chino, regresaba a casa sintiéndose mareado, con la cabeza aturdida y malestar general.

Finalmente, supo que el responsable era el GMS que se usa en la comida de estos restaurantes y con sentido del humor bautizó a su malestar con el “Síndrome de restaurante chino”.

Después averiguó que muchos otros, gente en general, sufrían los mismos síntomas cuando consumían alimentos con este aditivo, pero nadie los había relacionado con el GMS.

Esto motivó que se llevaran a cabo algunos experimentos que comprobaron, de una vez por todas, que el GMS puede ocasionar:

-Dolor de cabeza.

-Dolor de estómago.

-Somnolencia.

-mucha sed.

-Sensación de opresión en el pecho.

-Sequedad de boca.

-Daño cerebral en los bebés.

-Síntomas similares a la migraña.

-Dolores en el cuello.

-Debilidad en las extremidades superiores.

-Náuseas.

-Agarrotamiento muscular.

-Desmayos.

-Palpitaciones cardiacas.

-Mareos.

-Dolor de las articulaciones.

-Entumecimiento muscular, especialmente de cuello y piernas.

-Exacerbación de los síntomas en los sujetos artríticos.

-Etc.

¿Dónde se encuentra el GMS?

Especialmente en los restaurantes chinos, coreanos, japoneses y similares, en las cocinas de hoteles, restaurantes y especialmente en las cadenas de comida rápida.

Pero también se encuentra en muchos alimentos preparados: bocadillos envasados, condimentos y salsas comerciales, salsa de chile, embutidos de cerdo, sopas envasadas, fideos con sabores, alimentos preparados, etc.

Pero ahora, habría que hablar del “síndrome del restaurante chino” y “cadenas de comida rápida”.

En efecto, en este tipo de establecimientos se busca un “sabor típico y estandarizado”.

Sólo así se puede conseguir que todas las unidades tengan el mismo sabor.

En las hamburguesas hay glutamato, y es éste el que hace que a uno se le haga la boca agua porque intensifica el aroma de la carne.

Pero además de todos los síntomas que hemos señalado, el glutamato provoca en el páncreas un rendimiento máximo e inesperado, que acaba dañándolo si este estímulo artificial se repite a menudo.

Evitar consumir este tipo de nocivos comestibles.

Ahora ya son sabedores que el comer porquerías tiene consecuencias en muchísimas ocasiones graves ahora ya no hay escusa que valga, al menos tenga un poco de conocimiento y si usted se quiere lesionar, envenenar, matar, etc., al menos no lo consienta con sus hijos y seres queridos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*