sábado , 23 marzo 2019
Inicio » especialcancer » Carcinomas » HEPATOCARCINOMA

HEPATOCARCINOMA

El hígado es la más voluminosa de las vísceras de nuestro organismo y uno de los órganos más importantes del cuerpo humano.

Se sitúa en la parte alta de la cavidad abdominal y su peso en el adulto viene a ser de 1.300 a 1.600 gramos.

Realiza múltiples funciones en el cuerpo entre las que destacan la producción de bilis para la digestión, el almacenamiento de azúcar en forma de glucógeno y la desintoxicación de la sangre.

En su cara inferior derecha se encuentra la vesícula biliar, destinada a recibir y almacenar la bilis en el intervalo de la digestión.

Un órgano tan importante se ve sometido a muchas situaciones perjudiciales que generan problemas de distinta índole.

Los problemas de mayor prevalencia y/o gravedad son las hepatitis en sus diferentes clases y la cirrosis. Es de suma importancia en estas patologías el uso de la Trofología, para evitar estos terribles problemas graves de salud del paciente.

Durante los primeros años de vida de una persona, las células normales se dividen más rápidamente para permitir el crecimiento.

El cuerpo está compuesto por billones de células vivas. Las células normales del cuerpo crecen, se dividen formando nuevas células y mueren de manera ordenada.

Una vez que se llega a la edad adulta, la mayoría de las células sólo se dividen para remplazar las células desgastadas o las que están muriendo y para reparar lesiones.

El cáncer se origina cuando las células en alguna parte del cuerpo comienzan a crecer de manera descontrolada.

El crecimiento de las células cancerosas es diferente al crecimiento de las células normales.

Existen muchos tipos de cáncer, pero todos comienzan debido al crecimiento sin control de células anormales.

En lugar de morir, las células cancerosas continúan creciendo y forman nuevas células anormales.

El hecho de que crezcan sin control e invadan otros tejidos es lo que hace que una célula sea cancerosa.

Las células cancerosas pueden también invadir o propagarse a otros tejidos, algo que las células normales no pueden hacer.

Las células se transforman en células cancerosas debido a una alteración en el ADN.

El ADN se encuentra en cada célula y dirige todas sus actividades. En una célula normal, cuando se altera el ADN, la célula repara el daño o muere.

Por el contrario, en las células cancerosas el ADN dañado no se repara, y la célula no muere como debería.

En lugar de esto, esta célula persiste en producir más células que el cuerpo no necesita.

Todas estas células nuevas tendrán el mismo ADN dañado que tuvo la primera célula.

Algunas veces, la causa del daño al ADN es algo obvio, como el fumar cigarrillos, una alimentación incorrecta. No obstante, es frecuente que no se encuentre una causa clara. A saber.

Las personas pueden heredar un ADN dañado, pero la mayoría de las alteraciones del ADN son causadas por errores que ocurren durante la reproducción de una célula normal o por algún otro factor del ambiente, alimentario, químico, fármacos, etc.

En su lugar, estas células cancerosas afectan la sangre, así como los órganos productores de sangre y circulan a través de otros tejidos en los cuales crecen.

En la mayoría de los casos, las células cancerosas forman un tumor. Algunos tipos de cáncer, como la leucemia, rara vez forman tumores.

Las células cancerosas a menudo se trasladan a otras partes del organismo donde comienzan a crecer y a formar nuevos tumores que remplazan al tejido normal.

A este proceso se le conoce como metástasis. Ocurre cuando las células cancerosas entran al torrente sanguíneo o a los vasos linfáticos de nuestro organismo.

Independientemente del lugar hacia el cual se propague el cáncer, siempre se le da el nombre del lugar donde se originó.

Por ejemplo, el cáncer de seno que se propagó al hígado sigue siendo cáncer de seno y no cáncer de hígado.

Asimismo, al cáncer de próstata que se propagó a los huesos se le llama cáncer de próstata metastásico y no cáncer de huesos.

Los diferentes tipos de cáncer se pueden comportar de manera muy distinta. Por ejemplo, el cáncer de pulmón y el cáncer de seno son dos enfermedades muy diferentes.

Crecen a velocidades distintas y responden a distintos tratamientos. Por esta razón, las personas con cáncer necesitan un tratamiento que sea específico a la clase particular del cáncer que les afecta.

De aquí que siempre aconsejamos que es de máxima utilidad el uso de la Trofología (Plan trofológico básico o personalizado). Según la gravedad. Si se desea tener la máxima garantía y eficacia terapéutica.

El Hepatocarcinoma es el tumor maligno primario más frecuente del hígado. Este tumor se conoce también como:

  • Carcinoma hepatocelular (HCC, hepatocelular carcinoma)
  • Hepatoma
  • Cáncer hepático

Habitualmente el Hepatocarcinoma aparece en personas que ya tienen alguna enfermedad hepática como hepatitis crónica por virus de hepatitis B o hepatitis C, o cirrosis.

En el cáncer de hígado (Hepatocarcinoma) se forma tejido maligno en el hígado.

Frecuentemente, las molestias del cáncer de hígado no se presentan hasta bastante tiempo después de su aparición.

En los países industrializados, el cáncer de hígado es más bien infrecuente, pero está aumentando. Afecta más a los hombres que a las mujeres.

El tipo más frecuente de cáncer primario es el carcinoma hepatocelular o Hepatocarcinoma.

En una evolución posterior, el cáncer de hígado puede provocar síntomas como:

  • Pérdida de peso sin causa justificada
  • Disnea
  • Falta persistente de apetito (anorexia)
  • Fatiga o debilidad
  • Agrandamiento o abombamiento de la región superior derecha del abdomen
  • Pacientes cirróticos compensados que desarrollan una descompensación como ascitis, EH, ictericia o hemorragia por varices
  • Dolor persistente en la zona central superior del abdomen
  • Hinchazón abdominal generalizada progresiva
  • Malestar general
  • Coloración amarillento-verdosa de la piel y los ojos (ictericia)
  • Fiebre
  • Confusión o somnolencia excesivas
  • Náuseas, vómitos, sensación de saciedad precoz tras ingerir alimentos
  • Coloración oscura de la orina (coluria) y heces blanquecinas (acolia)
  • Picor o quemazón excesiva y generalizada en la piel
  • En caso de padecer cirrosis o hepatitis crónica, empeoramiento de su estado
  • Vómitos

Es el quinto más frecuente a nivel mundial en los hombres, siendo el segundo tipo de cáncer que provoca más mortalidad entre éstos.

Es el séptimo más frecuente entre las mujeres, siendo el sexto tipo de cáncer que provoca más mortalidad entre las personas de sexo femenino.

En España se diagnostican cada año 4.300 cánceres hepáticos: 3000 corresponden a hombres y 1300 a mujeres.

El 80-90% de éstos se asocian a un historial de cirrosis del paciente causada por hepatitis B, hepatitis C o por el excesivo consumo de alcohol.

La mejor prevención para el Hepatocarcinoma es diagnosticar a las personas con hepatitis B y a las personas con hepatitis C; usar la Trofología, para evitar el desarrollo de un Hepatocarcinoma en estos pacientes.

La incidencia del Hepatocarcinoma en pacientes con cirrosis establecida es de un 3-8% anual, siendo en el paciente con hepatitis crónica menor del 1%, asociado en la mayoría de los casos a hepatitis crónica B.

Por su historia natural, el VHB posee un claro potencial oncogénico, y el riesgo de Hepatocarcinoma aumenta significativamente en pacientes con HBsAg positivo, incluso sin cirrosis previa.

Insistimos que en estos pacientes es de suma importancia el uso de la Trofología, única capaz de evitar esta evolución hacia un Hepatocarcinoma.

De hecho, está establecido el despistaje de Hepatocarcinoma en determinados grupos de pacientes portadores de VHB sin cirrosis, sin estar claramente definida esta situación en el caso del VHC.

El papel carcinogénico de VHC en ausencia de cirrosis es controvertido, ya que la aparición del Hepatocarcinoma en estos pacientes es excepcional.

Parece que el mecanismo de crecimiento tumoral y lesión histológica puede ser diferente en pacientes sin cirrosis, y diversos estudios sugieren que además de las infecciones virales, en el paciente no cirrótico podrían existir otros factores de riesgo genéticos y/o ambientales que cobran mayor importancia en el desarrollo tumoral.

Histológicamente puede encontrase un abanico de morfologías entre el nódulo de regeneración y el tumor maligno.

La displasia celular es un estadio premaligna que se encuentra en el 60 por ciento de los hígados cirróticos con Hepatocarcinoma por solo un 10 por ciento de los Hepatocarcinoma sobre hígados normales.

Existen tres patrones de crecimiento:

-Expansivo (con márgenes delimitados y a veces encapsulado), multifocal y difuso.

-La diseminación a distancia aparece con la afectación vascular, produciendo depósitos tumorales en cualquier localización pero especialmente en hueso y pulmón.

-La presencia de bilis o glucógeno en una metástasis suele indicar que el tumor primario es hepático.

Los linfáticos del hílio hepático están frecuentemente infiltrados, al igual que los mediastínicos y cervicales.

Puede afectar al peritoneo y provocar una ascitis hemorrágica que suele ser un evento terminal.

En estos pacientes cuando utilizan la Trofología, no se encuentran casos de Hepatocarcinoma.

La asociación genética más documentada es la aparición de Hepatocarcinoma en pacientes no cirróticos con hemocromatosis, bien hereditaria o secundaria a sobrecarga férrica.

Para el diagnóstico es necesaria la confirmación histológica, no siendo suficiente con dos pruebas de imagen compatibles, como sucede en la cirrosis.

La resección quirúrgica es de elección en el Hepatocarcinoma sin cirrosis, con independencia del tamaño del tumor, y presentando una baja morbi-mortalidad postoperatoria.

Consigue un prolongado periodo libre de enfermedad y una elevada tasa de supervivencia de hasta el 80-9% al año sin la Trofología. Y del 100% con el uso de la Trofología.

Y el 40-60% a los 4-5 años, sin el uso de la Trofología, con esta es del 100%.

Aunque también existe una altísima tasa de recurrencia intra y extrahepático de hasta el 65-85%. En los pacientes que no usaron la Trofología.

Tras la cirugía, está claramente indicado el tratamiento del VHC junto con la Trofología, en este caso ya que eliminar el virus contribuye a evitar la progresión de la enfermedad hepática y la recidiva tumoral.

Para termina diremos que los tratamientos médicos como la radioterapia convencional no es una técnica aplicable al Hepatocarcinoma dada a la muy mala tolerancia del hígado a la radiación. No dejen que le den radioterapia.

La oclusión de las ramas arteriales del tumor mediante la embolización transcateter con diversos materiales produce necrosis parcial y retraso de la progresión tumoral sin causar efecto sobre la supervivencia.

La indicación más clara de embolización es el hemoperitoneo secundario a rotura del tumor; con ello se consigue la hemostasia en la mayoría de los casos.

La asociación de un agente quimioterápico como pueden ser (adriamicina, cisplatino) aumenta la tasa de complicaciones sin obtener mejores resultados. Viendo el panorama no nos queda otra opción que el uso de la Trofología, una vez más demuestra su extraordinario valía para estos tipo de canceres.

En los últimos años gran parte de los estudios han evaluado los resultados de la combinación de la quimioterapia con la Trofología Avanzada (Epigenética y Nutrigenómica) (TAEN), especialmente con un buen Plan trofológico básico o mejor personalizado.

Estos planes trofologicos están realizados y diseñados junto con nuestros colaboradores especialistas profesionales (médicos, oncólogos (especialistas en el cáncer), endocrinos, genetistas, inmunólogos, etc.

Las ventajas potenciales del tratamiento combinado incluyen la oportunidad de tratar tanto la enfermedad locorregional como la micrometastásica, seguramente presente en el momento del diagnóstico y la posibilidad de incrementar sustancialmente la eficacia al máximo.

La mayoría de los estudios aleatorios realizados y un meta-análisis han mostrado que la adición de quimioterapia basada en (cisplatino o carboplatino, 5-fluorouracilo, gemcitabina, capecitabina, antagonistas de folato, 6-Mercaptopurina, Dacarbazina, Fludarabina, Arabinósido de Citosina, Temozolamida, Topotecano, Alcaloides de la vinca (vincristina, vinblastina y vinorelbina), Paclitaxel (Taxol®), Docetaxel (Taxotere®), acetato de abiraterona, cabazitaxel,etc, etc.) junto con la Trofología (TAEN), (plan trofológico básico o mejor personalizado), permite obtener un gran beneficio muy extraordinariamente significativo en la sobrevida y la recuperación de los pacientes.

La diferencia como siempre es abrumadora, no se entiende como las personas no se apoyan más o se les informa sobre la Trofología (TAEN), en esta patología y sin embargo si lo hacen cuando tienen colesterol, hipertensión, diabetes, gastritis, etc.; y no cuando realmente más que nunca lo necesitan, como es el caso de esta patología.

La transformación es lo que es posible cuando nos enfrentamos con una enfermedad potencialmente mortal.

Cuando sucede lo impensable para nosotros y nos enfrentamos con nuestra propia mortalidad, tenemos una oportunidad para transformar nuestras vidas. (Trofología (TAEN).  

Nuestros resultados más recientes, que se basan en el tratamiento de la Trofología (TAEN), son muy alentadores y extremadamente eficaces.

Resultados espectaculares, remisiones completas, la desaparición completa de la enfermedad se pueden ver en más del 60% de los pacientes que reciben el Plan trofológico básico, y en más del 98% de los pacientes que reciben el Plan trofológico personalizado bien elaborado.

Debe de saber que la Trofología (TAEN), bien elaborada y aconsejada por si sola es capaz de radicar o curar el 98% de todos los canceres, tumores, etc.

     Nota: Esto es muy importante para esta patología. Más evita los efectos secundarios típicos (náuseas, vómitos, caída del pelo, fatiga extrema, etc.). Y las posibles recaídas (vuelve el cancer), esto sucede en un gran número de pacientes, teóricamente recuperados o curados, con el uso de la Trofología (TAEN), esto no sucede, es una gran garantía, que nada ni nadie puede ofrecer por otros medios.

No se puede entender como una persona inteligente con esta patología no intente usar la Trofología (TAEN), o al menos intentarlo es incomprensible a estas alturas. Es un herró que le puede o le va a costar la vida nada más ni menos. Es incomprensible a todas vistas estad actitud de algunos pacientes, no será por la falta de información.

Información:

Para más información sobre esta enfermedad o patología, si usted cree que es necesario, preguntar a su médico o especialista, libros e inclusive en internet, donde encontraras cientos o miles de páginas, rellenitas de información, que seguramente ya sabe usted, pero no vas a encontrar ninguna o muy poquísima información útil para la verdadera: recuperación, regeneración o simplemente la plena curación de su (salud).

La mayoría te dirá lo malo que es esa enfermedad, en teoría por qué se ha producido, o que su clínica tiene mucha experiencia en ese caso (¿?), o tal productos es ideal o único, las personas estas muy confundidas o quizás en cierta manera engañadas o mareadas vaya a saber, bueno así va la salud general de la población, no hay casi ninguno sano, que pena y triste.

Por favor no se deje engañar por nadie. Nadie puede tener salud verdadera si no modifica sus hábitos trofológicos.

Ningún aparato, medicamento, cirugía (amputaciones de órganos o miembros) las mayorías de veces innecesarias realmente porque seguramente con la Trofología (TAEN), se hubieran recuperado completamente a no ser una urgencia en que la vida este en juego, pócimas, etc.

Puede hacer eso por usted, y mucho menos cuanto mayor sea la gravedad del estado de su salud, solo repito solo la Trofología (TAEN), que nos alimenta, mantiene sanos de verdad, nos regenera, único para danos un alto nivel de calidad de salud y de vida, nos da vitalidad y energía. Eso no lo puede hacer ningún aparato, pócima, medicamento, etc. Por si solos.

Por desgracia la salud se ha convertido en un gran negocio en todos los bandos y puntos. Abra los ojos.

Antes de nada deberá de consultar con su médico o especialista.

   Nota: cuando se usa conjuntamente la Trofología (TAEN) (Plan trofológico básico o personalizado) con los remedios de tu médico o especialista, la recuperación, curación, etc. Se multiplica en un 100%. Esto es muy importante para esta patología.

Prueba de ello los extraordinarios resultados que se obtienen con la Trofología (TAEN) y su (Plan trofológico básico o mejor el personalizado). Diseñado por trofólogos, médicos expertos en el tema, oncólogos, endocrinos y nutricionistas. Para esta enfermedad.

Alimentación (Trofología (TAEN) más recomendable para esta patología:

Recordemos que la Trofología Avanzada Epigenética y Nutrigenómica (TAEN). (Plan trofológico), tiene el extraordinario poder de eliminación de las células cancerígenas (tumores), al igual que su maravillosa estrategia para detener el cáncer o eliminarlo por completo, al provocar la muerte de las células del cáncer por hambre.

Esta es la maravillosa estrategia de la Trofología (TAEN), hacer morir de hambre al cáncer mientras alimenta a las células sanas y el sistema inmunológico, esto no lo puede hacer hoy en dia por desgracia ningún medicamento o conjunto de ellos.

Es una gran lastima y pérdida de vidas por no entender o comprender el poder de la Trofología (TAEN), que junto con la cirugía, etc. Da resultados jamás alcanzables por otros métodos terapéuticos usados en clínicas, hospitales, centros médicos, etc. excepto los que si ya utilizan la Trofología (TAEN) con gran beneficio para el paciente y el centro hospitalario o clínico.

Hemos visto grandes remisiones de cáncer avanzado en cientos de enfermos incluidos los que estaban ya totalmente desahuciados por su oncólogo, medico u hospital.

También se incluyen en los casos en las fases finales, ver como la Trofología (TAEN) es capaz de detener el avanza del cáncer o tumor en estos casos es un logro inalcanzable por ninguna otra técnica o terapia hoy en día.

Es tan eficaz que muchas clínicas, hospitales y centros especializados; cuando utilizan la Trofología (TAEN) como ayuda a las de más terapias el éxito en la inmensa mayoria de los casos es palpable y visible en los pacientes al igual que en la supervivencia y calidad de vida de estos pacientes.

Nota: Recordar siempre esto por que de seguro en gran parte dependerá de su supervivencia y calidad de vida: alimente a su cuerpo y no al cáncer o tumor. En esta enfermedad no vale olvidarse de este consejo, porque de ello puede depender su vida y calidad de la misma.

Para la mayor eficacia comer o tomar según las indicaciones del Plan trofológico básico o personalizado.

Más disponemos de todo un arsenal eficaz científico avanzado para que usted se recupere de esta dolencia o enfermedad, gracias a la ciencia moderna (Trofología (TAEN)).

Trofología (Plan trofológico básico o personalizado), Binipatia (la ciencia moderna de la madre naturaleza), homeopatía, hierbas medicinales, fitoterapia, Yemoterapia, Epigenética, Nutrigenómica, oligoelementos, sales de Schüssler, plantas medicinales, suplementos dietéticos (vitaminas, minerales, proteínas, enzimas, nutriceuticos, medicinas naturales, medicina ortomolecular, medicina molecular, etc.).

Tu primer medico si usas la Trofología (TAEN), puede que sea tu único médico.

Debe de saber que la Trofología (TAEN), bien diseñada y elaborada por si sola es capaz de mejora sustancialmente e radicar o curar el 98,6% de todos los canceres sean cual sean.

Todo lo que usted necesita para su bienestar y recuperación de su salud, o mejor nivel de vida. Todo lo que usted necesita está en el Plan trofológico básico, o personalizado no necesita más. Ver información completa.

Si además quiere enriquecer su plan trofológico básico o personalizado con alguna planta medicinal más, en el apartado de Plantas medicinales encontrará las mejores para su patología compatibles con su plan trofológico básico o personalizado.

Para una información más completa póngase en Contacto con nosotros.

Si tiene alguna duda sea cual sea, o deseas obtener un Plan personalizado, póngase en Contacto con nosotros o llámenos al 626 868 980 o al 650 273 886 y también al teléfono 96 283 37 26 sin compromiso alguno, y estaremos encantados de atenderle en cualquiera que sea su caso.

 

Ver También

CARCINOMA DE PROSTATA

Tweet TweetLa próstata es una de las glándulas sexuales del hombre por lo que hace …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *